Nueve meses después de que el devastador huracán Harvey pasara por Houston, lo que le provocó a la ciudad billones de dólares en pérdidas materiales y más de 100 víctimas fatales, en lo que se ha considerado la segunda tormenta más destructiva en la historia de los Estados Unidos, los houstonianos continuamos recibiendo la ayuda de grandes corporaciones como el caso de Ford, que donó 38 autos para las organizaciones sin ánimo de lucro que estuvieron involucradas y trabajando incansablemente durante y después del huracán. Tales como: el Houston Food Bank, The Salvation Army, la Cruz Roja Americana, y First Book, para proveer y distribuir comida, servicios médicos y de salud mental, al igual que artículos como pañales, efectos para la higiene personal, repelente para insectos, artículos para la limpieza y refrigeradores pequeños. Algunos vehículos servirán como vehículos de respuesta inmediata y evacuación para futuras emergencias.

El evento “Texas Es Familia” demuestra las fuertes conexiones de Ford en la comunidad de Houston y reúne a muchas de las organizaciones con quienes la compañía ha estado trabajando desde el comienzo de los esfuerzos de recuperación en agosto.

“Ford es lo mejor en Texas por su compromiso continuo a ser un buen vecino, fortalecer comunidades y ayudar a mejorar las vidas de todos – en buenos tiempos y en tiempos de necesidad”, dijo Jim Vella, presidente, Ford Fund, el brazo filantrópico de Ford Motor Company. “Queremos dar las gracias a todos nuestros empleados, concesionarios y organizaciones aliadas quienes se han dicho presente cuando la comunidad en Houston más los necesitaba. Mientras la próxima temporada de huracanes se acerca, nos mantenemos firmes en nuestra promesa de continuar ayudando a familias y comunidades a levantarse.” aseguró.

Otras organizaciones que también se beneficiaron de los donativos son: Team Rubicon, ToolBank, Catholic Charities, San Antonio Food Bank y North Texas Food Bank. El donativo de vehículos es parte de un compromiso que Ford Motor Company y los concesionarios de Houston establecieron en septiembre para recaudar $3.5 millones en apoyo a los esfuerzos de alivio luego del Huracán Harvey.

Cabe destacar que Ford ha provisto asistencia especial a través del descuento Texas Es Familia a más de 8,000 clientes quienes perdieron sus vehículos durante el desastre. Esta oferta incluye el mismo precio que reciben los empleados de Ford y sus familias, así como los aplazamientos de pago.  Más de 1,500 personal de respuesta inmediata en áreas afectadas por huracanes han recibido un descuento de $1,000 (en adición a todos los incentivos disponibles) en la compra de un vehículo Ford o Lincoln nuevo.