Opinión: Independiente sí, pero… ten cuidado

Lizzette Diaz

Quienes me conocen saben que soy una gran defensora del emprendimiento, de hecho, eso fue lo que dio origen a Latinwe Foundation, la organización sin ánimo de lucro que cree hace dos años con el objetivo precisamente de impulsar a las mujeres latinas mayores de 30 años, para que se atrevan a perseguir sus sueños y lograr sus metas como empresarias. Sin embargo, el hecho de que tenga la certeza que independizarnos es una de las mejores opciones que nos ofrece ese país lleno de oportunidades, tampoco significa que tomemos una decisión tan seria de manera ligera.

Una cosa he aprendido durante estos doce años de independencia. Lo primero es que ser un experto en el área que manejas, es decir conocer a profundidad tu oficio, dista mucho de comenzar a vivir del mismo de manera automática. Lo segundo, es que se requiere de mucha tenacidad, paciencia, tolerancia y estar abiertos constantemente al aprendizaje, de lo contrario, si crees que lo sabes todo, cualquier intento que realices te llevará directamente al fracaso. Nadie tiene la fórmula mágica para garantizar que el negocio con el que siempre has soñado y por el que tanto has trabajado te llevarán al éxito económico. De hecho, las estadísticas en este aspecto suelen ser bastante desalentadoras, pues 3 de cada cinco negocios que se abren todos los días cierran en menos de cinco años y cuatro de cada diez no llegan a los 10 años, por lo que verás el asunto no es tan sencillo, pero tampoco es imposible.

Mi esposo me contó que en estos días cuando estaba arreglando un aire acondicionado, escuchó sin querer a dos empleados de la compañía donde él estaba haciendo las reparaciones hablando. Uno de ellos le decía al otro, ‘tu lo que debes hacer es salirte de aquí. Tu eres el que haces todo, tu eres el que sabe, porqué no compras todas tus herramientas y abres tu propio negocio’. Sin embargo, lo que el otro no sabía es que el chico con el estaba conversando no habla inglés, no conoce el mercado, no sabe vender, ni tampoco tiene los contactos de la empresa con la que ha laborado por varios años, así las cosas, es mejor detenerse a pensar un poco antes de aventurarse a la independencia.

Para ser independiente se requiere de muchos factores, uno de ellos prepararse, no solo económicamente para resistir los primeros meses e incluso el primer año mientras damos a conocer la compañía, también es fundamental aprender las otras áreas del negocio que necesitan de nuestras habilidades y destrezas: ventas, administración, contabilidad, marketing, contratación, licencias, constitución de la empresa, impuestos, etc. Es muy común escuchar a la gente decir de otros: “mira lo bien que le va a fulano o mira cómo ha crecido esa o aquella persona”, pero lo que pocos saben es de los muchos sacrificios que como empresarios debemos enfrentar, empezando porque jamás trabajas 40 horas, cuando eres independiente tu semana puede irse a las 70 u 80 horas, nunca paras; las vacaciones se vuelven cada vez más esquivas y los compromisos aumentan como por arte de magia, así que requiere que tengas unos nervios de acero para aguantar con templanza la época de las vacas flacas. No todo es tan fácil como aparenta, porque una cosa es saber hacer lo que sabes hacer y otra muy diferente es vender en lo que eres experto. Es por ello que si estás pensando en independizarte te aconsejo:

1.- Comienza a buscar organizaciones de empresarios donde puedas aprender todo lo relacionado con la constitución de un negocio

2.- Averigua cómo está tu competencia en el mercado, qué precios ofrecen y qué tipo de productos venden; a través de qué canales y hacia qué mercado van dirigidos

3.- Empieza hacer networking, a conocer gente, a conectarte.

4.- Sería bueno que mientras tienes un trabajo fijo, comiences con tu propio negocio de manera paralela, de esa manera podrás ir soltando poco a poco tus responsabilidades laborales, antes de meterte de lleno en tu propia compañía.

5.- Busca un buen contador y un abogado para que desde un inicio empieces bien las cosas. Constituir una LLC y abrir tu libro de bancos, con una contabilidad bien hecha, te ahorrará muchos dolores de cabeza en el futuro.

6.- Procura iniciar procesos de certificación con la ciudad -incluso para certificarte con ellos lo único que necesitas es un DBA y una factura que te hayan pagado a nombre de tu empresa. Si lo haces desde un comienzo todo el proceso será más fácil.

7.- Si no sabes vender, entonces empieza a entrenarte, créeme sin ventas no hay negocio.

8.- Organízate económicamente para que te pagues tu primero, al principio no tendrás idea de cómo hacerlo, pero si empiezas con disciplina, verás que podrás lograr las metas que te propongas a corto, mediano y largo plazo.

8.- Nunca cierres las puertas a la nueva tecnología y a los buenos asesores, ambos son claves para no quedarte relegado y estar siempre a la vanguardia en el negocio.

Por último, prepárate para largas horas de trabajo, poco sueño, descanso limitado, nervios de acero y gran paciencia para que puedas sacar adelante tu empresa. Recuerda que si lo haces con pasión, amor y paciencia lograrás ver cristalizados tus sueños. Bienvenido a la aventura!

© 2018 Solo Mujeres Magazine Inc. - POLITICAS DE PRIVACIDAD - Designed & Developed by NowMedia Digital LLC

%d bloggers like this: