La verdad siempre sale a la luz

Por Lizzette Diaz

No hay nada más infalible que la verdad. Recuerdo que hace varios años cuando conocí el Curso de Milagros un amigo intentaba explicarme de mil maneras una de sus famosas frases “la verdad no admite defensa”. Me ha tomado mucho tiempo entender esto. Sin embargo, hoy creo que finalmente esto le hizo click a mi cerebro.

A medida que los años pasan la vida te va presentando diferentes situaciones, muchas de las cuales se vuelven turbias, logrando en algún momento desestabilizarse. Normalmente lo primero que pensamos cuando nos enfrentamos a los chismes, o a dimes y diretes, es reaccionar instintivamente de la misma manera, en un afán, quizás, de querer gritar nuestra verdad y que ésta sea escuchada, trayendo como consecuencia una interminable discusión, que solo genera un desgaste emocional que no vale la pena. Tratar de refutar lo que otros dicen de ti o querer callar las voces que se levantan en tu contra de la misma manera se convierte simplemente en un ¡Craso error!

Cuando respondes con el calor de la cabeza solo vas a lograr enredar más las cosas, cayendo en la trampa que te han tendido, pues lo que quieren realmente es que pierdas la cordura y tu juicio, para darle mayor sustento a las historias fantásticas que se han creado, volviéndolas creíbles ante los ojos de los demás y especialmente para los embelesados oídos que escuchan toda clase de disparates, los cuales dan por hecho y peor aún, repitiéndolos como los loros, sin detenerse a pensar de manera sensata en lo que les hace feliz escuchar, solo para sentirse socialmente aceptados, involucrándose en ese mórbido deseo de destrucción.

No obstante, hay algo en el mundo, fantástico y maravilloso, que se llama TIEMPO, ese es sin duda tu mejor aliado. Deja de desgastarte en discusiones vacías, cargadas de veneno, odio, y envidia, para dejar que la vida corra. No hay mejor venganza para aquellos que quieren verte destruido que continúes tu camino con la cabeza en alto, haciendo lo que tienes que hacer, pasando por alto tanto invento y enfocándote en lo que te corresponde, al final la verdad siempre sale a la luz, las cosas caen por su propio peso, y las aguas vuelven a su cauce no importa qué tan desbordado haya estado el río. Liberarte de la presión que puede ocasionar una situación como ésta, es y será tu mejor recompensa. Las “víboras” se juntan para jactarse de su veneno, que bueno porque de esa manera se mantienen juntas y se destruyen unas a otras. No hay tiempo de detenerse en eso, ni te enfrasques en discusiones inoficiosas, no valen la pena. Tu energía debe estar concentrada en crecer y en seguir tu camino.

Estas sin dudas son grandes lecciones que la vida nos presenta para aprender a manejar toda clase de situaciones, que nos ponen en el filo de la navaja para probar de qué estamos hechos y entender que no podemos ser “monedita de oro” para caerle bien a todo el mundo, la vida es como es.

Lo bueno cuando esto pasa es que algo debes estar haciendo bien, desde que le llamas la atención a tanta gente, que no sabe cómo has logrado lo que tienes, que no tienen ni idea cómo es posible que se te abran las puertas y que tu trabajo logre reconocerse o tu familia esté bien consolidada. Así que cuando estés en medio de la batalla solo piensa que la tormenta pronto pasará y aunque la noche se torne obscura, el amanecer será preciosos y tu no tendrás que mover ni un dedo para que eso suceda, pues la verdad no admite defensa, sale siempre a la luz, desenmascarando a los mentirosos y dándole la razón al que la tiene. ¿Fuiste tu el que te equivocaste? ¿Tu fuiste el agredido y reaccionaste de esta manera para sacar la rabia de tu corazón? Que bueno que ahora lo sabes, siempre habrá un momento para rectificar y si no puedes pedir perdón por el daño que has hecho, entonces prométete no volver a repetir la historia con nadie más. No somos infalibles, nos equivocamos, pero también somos lo suficientemente maduros como para entender que no hemos hecho las cosas bien y que la vida siempre nos va a dar una nueva oportunidad para rectificarnos, de todas maneras, la verdad es la verdad y contra ella no hay mentira que quede oculta.

© 2018 Solo Mujeres Magazine Inc. - POLITICAS DE PRIVACIDAD - Designed & Developed by NowMedia Digital LLC

%d bloggers like this: