Este artículo va dirigido a todas aquellas mujeres que por algún motivo “no se quieren”, a las que se quisieron y dejaron de hacerlo por cualquier motivo y, a las que quieren mejorar su forma de quererse. Todas aclararán dudas, darán respuesta a interrogantes que por mucho tiempo no se hicieron o jamás se plantearon. La valía por nosotras mismas es algo que se puede aprender o desaprender, este valor fundamental en nosotras proviene de nuestra crianza, de la manera como nos vieron y educaron nuestros padres y cuidadores.

Cuando hablamos de autoestima, nos referimos a algo más que amor propio, es iniciar un romance para toda la vida con esa persona con la que compartirás todos los días de tu existencia, tú misma. El amor hacia ti misma, esta relacionado como un factor que nos protege contra el malestar psicológico, proveyendo una mejor calidad de vida y bienestar emocional. Cuando nos vemos de manera negativa le estamos dando permiso a pensamientos negativos que dominarán nuestra mente hasta que aparecen depresiones, fobias, crisis de ansiedad y crisis de identidad o hasta que no puedas darle respuesta a la pregunta: ¿Quién soy?

“El querernos a nosotras mismas es una garantía de permanecer con esa fuerza interior que nos hará tomar las mejores decisiones para salir fortalecidas ante las situaciones adversas de la vida”.

La importancia de aprender a querernos

La autoestima, se encuentra presente en toda nuestra proyección hacia la vida de las personas que te rodean, de las decisiones que tomamos y de las metas que nos planteamos. Puedo asegurarles que las personas con estima alta, se rodean de personas positivas que suman energías en la misma frecuencia de vibración que merecen tener. Por ello, es importante preguntarnos ¿Qué es lo que más te enamora de ti?, ¿Qué huella dejas a tu paso?, ¿Te avergüenzas de tu existencia?. Tales Interrogantes, son necesarias para reflexionar sobre ti y tu desempeño, pues solo conociéndonos podemos iniciar un romance con nosotras mismas  ¿o acaso te has enamorado de alguien sin conocerlo?

“A partir de hoy, reconozco en mí lo que me enamora, lo que me conecta con mi ser y lo que hace dejar a mi paso, esa huella única e irrepetible.”

¿Cuánto debo quererme?

Muchas veces, esta pregunta genera confusión, dado que suele confundirse el quererme mucho con egocentrismo, característica de quien se siente superior a los demás, proyectando arrogancia; la egolatría es sentirse único, especial y por encima de los demás. Sin embargo, se proyecta una autoestima equilibrada, cuando nos vemos a nosotros mismas con ese amor humilde que reconoce la sabiduría en nosotros dándole al otro permiso para descubrirla. La autoestima, debe corresponderse con un querer sano, humilde y tolerante. Mientras que el egocentrismo es vacío, irreflexivo e intolerante.

“Húyele a personas que hagan mucho ruido para ser vistas, por dentro, suelen estar vacías y con el tiempo borran tu esencia”

Para saber como está nuestra autoestima, es necesario verificar como están los 4 pilares de la misma: auto-concepto, auto-imagen, auto-reforzamiento y auto-eficacia. Cada una representa los cuatro ejes de una persona funcional y estructurada, además de una autoestima proporcionada. En caso contrario, al existir un desequilibrio en alguno de los ejes, será suficiente para que tu autoestima se desequilibre y con ella tu vida. 

El auto-concepto engloba, todo aquello que piensas de ti, de los demás y de los que te rodean, lo que te dices, cómo te lo dices; lo qué te exiges, cuánto te exiges, si te elogias o te autocastigas, si te propones metas alcanzables o inalcanzables para criticarte. En resumen, lo que piensas de ti tiene que ver con ¿Cómo te vendes? Si te vendes como una persona útil o inútil, exitosa o fracasada. De igual forma, será sano para ti evaluar la manera cómo te exiges, si lo es de manera flexible y organizada, sin sobrepasar los limites de la auto-exigencia moderada o alta; en cambio, si pasas al “yo nunca me equivoco”, cada meta en tu vida será un martirio que irá en contra de tu valía, como persona.

La autoimagen para la mujer actual, estar dentro de los estándares de belleza es uno de los retos mas grandes que existen. Vivimos la lucha del peso, altura, arrugas, maquillaje, moda y un sin fin de aspectos lejos de permitirnos disfrutar el hecho de ser mujer, hace que nuestra vida se convierta en una competencia, apuntando siempre a perder. Alcanzar el ideal estético, debe estar acorde a los atributos que objetivamente posees como mujer y no a los que el marketing de imagen de moda quiere que asumas. Una de las situaciones que más nos desgasta, sin duda, es el compararnos con otras mujeres, cuando nuestro ideal de imagen debe tener como referencia nuestros atributos únicos e irrepetibles, proyectando tu belleza y adecuando tu maquillaje, vestuario, accesorios y demás adornos a tu imagen y semejanza y, no al de las demás.

El famoso espejo, a ese que solo tienes la opción de enfrentarte o disfrutarte todos los días de tu vida, hace fundamental gustarnos. Saquemos provecho que hoy en día esta muy en boga los tutoriales de maquillaje, si con eso proyectamos seguridad y empoderamiento con nuestra imagen, siendo necesario asumir nuestro propio concepto de belleza, que nos guste y del cual debemos enamorarnos.  

El auto-reforzamiento, cuando empezamos una relación, el elogio se convierte en la clave para conquistar al otro; por tal motivo, en este caso, aprender a querernos debe comenzar por autoelogios, y por asumir, que nuestra primera responsabilidad en la vida es, hacernos cargo de nosotras mismas. Comenzar por ocuparnos de nuestra salud y bienestar emocional y elogiar nuestros pequeños logros, se constituye en el primer gran paso.

Dedicar tiempo para nosotras es un gran reto en la actualidad. Solemos hacer proyectos en el trabajo, organizar reuniones familiares o con amigos, el cumpleaños de nuestros hijos, pasamos la vida dedicando tiempo a otros, y con el paso del tiempo, nada queda para disfrutar de nosotras mismas; y si por alguna casualidad de la vida, llegamos a sacar tiempo para nosotras nos embarga un sentimiento de culpa. Dedicar minutos para reencontrarnos, reevaluarnos, hace de nuestras vidas, una más placentera y equilibrada, sin duda se proyectará en las personas que nos rodean, pues es preferible ser una mujer, pareja y/o madre en armonía con la vida, que un ser amargado y desdichado.

El auto-refuerzo tiene que ver con tu dialogo interior, con eso que te dices a ti misma, si te suma o te resta, si te ocupa o te preocupa, esas expresiones que cambian tu manera de ver la vida, como ¡Que bien lo hice!, ¡La verdad que estuve excelente!, ¡Me gusta la manera como lo estoy logrando!. Al principio, te parecerá extraño y hasta simplista, por lo que recomiendo hacer listas de elogios vs logros de manera selectiva, para que no pierda su función; y al cabo de un tiempo, verás como te saldrán solos, sin necesidad de escribirlos. Premiar tus logros con una gratificación, condiciona tu mente para una mejor actitud hacia el triunfo, dado que ser merecedor de un gusto, solo lo puedes conocer y determinar tú misma.

La autoeficacia es, esa confianza que tienes en tus capacidades para superar las dificultades en la vida, que te permite sacar esa fuerza interior que triunfa con la convicción de tener los recursos para conseguir éxito en la vida. Sentir que eres capaz de lograr el éxito, es tan sano como quererte a ti mismo. En cambio, la falta de propósito y metas de vida, es tan perjudicial como no valorarte y conformarte con el miedo que te da emprender. La autoeficacia y la confianza en ti misma, están entrelazadas como hilos para el éxito en la auto-realización como ser humano.

Hablamos de una baja autoeficacia cuando no nos sentimos capaces de lograr nuestros objetivos. Normalmente, cuando nuestros objetivos son mediocres es porque la autoestima es tan baja que no creemos en nuestras capacidades para lograr objetivos más desafiantes, por lo que nos rendimos al primer obstáculo.

“A partir de hoy, creeré en mi voz interior esa, que me dice, soy una persona que se ama, se acepta y se valora como es; que se premia cuando logra una meta, y que acepta un obstáculo, como un desafío para una próxima oportunidad; que todo lo que hace, es con amor, dedicación y respeto a sí misma y a quienes la rodean, con la plena confianza en sus capacidades para lograr hacer de su vida, un lugar feliz”.

En las sesiones de coaching realizo esta espectacular herramienta donde se establecen las cuatro preguntas poderosas que sirven de fundamento para una autoestima equilibrada. Convencida de su resultado, me atrevo a ofrecerte un adelanto de dicha herramienta que consiste en dibujar una rueda y dividirla en 4 secciones, asignarle una pregunta y puntuación a cada cuadrante. Ver figura:

Si quieres obtener resultados que cambiaran tu vida, te invito a experimentar tu cambio con Psicoaching y seguirme en mis redes sociales: IG: @soypsicomariale; FB: Psicoaching; BLOG: Psicoaching by psicomariale: link: psicomarialeff.wixsite.com/website. E-mail: psicomarialeff@gmail.com.

Fotografía:

@Loiscamposphotografhy

Lois Campos

Maquillaje:

@nadiaisabelmakeup

Nadia Isabel Tabban 

Asesora de imagen: 

@monicadelgado 

Mónica Delgado Fuentes 

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.