Aldo Tributo da vida a su acordeón interpretando a los grandes.

Elizabeth Pazmiño 

 Con solo escuchar su nombre, Aldo Tributo… sabes que estás frente a un artista, y definitivamente lo es. Este joven colombiano es un apasionado por la música, baila y canta al compás del acordeón que siempre lo acompaña, como parte de su código genético, afirma. “Mi mamá se dio cuenta de mi habilidad desde que tenía como 3 o 4 años, este don definitivamente es parte de la habilidad que Dios me dio, me gusta la música desde que tengo uso de razón”, indica. 

A pesar que sus estudios universitarios fueron en Ingeniería Electrónica, siempre tuvo claro que la música era su pasióngracias a ella obtuvo una beca universitaria para conseguir su título. Desde el inicio supo que tendría que esforzarse mucho para hacer de esto un estilo de vida  que le rindiera frutos. “Vivir de la música es difícil, tienes que mostrar tu trabajo por mucho tiempo y solo un golpe de suerte y tu talento te catapulta al éxito.”  

Apoyado por su familia y su madre logró sacar adelante su carrera como artista, “profesionalmente fui el primero de la familia que tomó la aventura de hacer de esto un estilo de vida y me ha ido muy bien gracias a Dios.” 

Sentado en la sala donde le realizamos la entrevista, Aldo Mario no deja de lado a su inseparable compañero “el acordeón”, colocándolo junto a él, a su misma altura, como si tuviera vida propia.  Sonriente recuerda sus anécdotas sobre como llegó la música a su vida, sobre todo cuando habla de este instrumento que es el protagonista en sus presentaciones.  

Según Aldo Mario el acordeón lleva al éxito a muchas personas que no tienen la mejor voz pero este instrumento es perfecto porque acompaña y da luz a cada ritmo. 

IMG_2864.jpg

Sus raíces sudamericanas las muestra en cada canción que interpreta porque el vallenato es su ritmo preferido, a pesar de que ha tenido la oportunidad de involucrarse en otros géneros no cambia esta línea por nada. Según Aldo el vallenato es muy sentido, tiene poesía, tiene lírica y una magia especial que atrapa a la gente, no importa el idioma. 

Dice “Es tanto el amor y la pasión que siento por el vallenato que quiero seguir con esto, no me quiero desviar”. 

Los artistas son bohemios, tienen muchas noches de desvelo y reuniones íntimas de donde surgen nuevas canciones por sus anécdotas muchas veces tristes y algunas otras alegres, Aldo ha tenido la oportunidad de participar en esas conversaciones de las que también surgen algunos análisis de la producción de ciertas canciones o artistas, y esto le ha permitido darse cuenta que su habilidad es innata al coincidir con esas percepciones sobre la música, y es por esta razón que tiene fe en lo que hace, sabe que es diferente.  

Cuando se presenta ante el público pareciera que lo acompaña una orquesta, porque tiene en grabación digital el resto de instrumentos y son parte de cada canción que interpreta cuando se sube al escenario con su acordeón. 

Aldo ha compartido su música en Houston con personas de varias nacionalidades que cuando lo escuchan le piden que regrese. Actualmente realiza presentaciones bajo contrato para eventos y en un futuro cercano espera abrir concierto para un grande de la música. 

 Su principal influencia: Su padre  

Su pasión: el vallenato 

El dato: Participó en el casting de La Voz y estuvo entre los elegidos. 

Sus tributos preferidos son a: Carlos Vives. 

Lo curioso: cuando no hace música es productor para otros artistas desconocidos y para agencias de publicidad. 

ENCUENTRA A ALDO TRIBUTO EN…

Instagram: @aldotributo

Facebook: Aldo Tributo

Web: www.aldomario.com

 

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.