Alexandra Noboa la “voz” hispana de los Astros de Houston

Lizzette  Diaz

Joven,  dinámica,  profesional,  apasionada  y  amante  de  su  trabajo.  Así  es  Alexandra  Noboa,  la  voz  hispana  de  los  Astros  de  Houston,  donde  coordina  los  medios,  además  de  escribir  y  hacer  las  noticias  en  español    de  este  equipo  que  tanta  felicidad  nos  ha  dado  en  los  últimos  dos  años.  Como  periodista  y  amante  del  béisbol,  Alexandra  ha  hecho  una  ascendente  carrera  profesional  en  las  diferentes  ligas  en  los  Estados  Unidos,  gracias  a  su  excelente  dominio  del  inglés  y  el  español,  los  cuales  habla,  lee  y  escribe  perfectamente.  “Mi  mamá  es  colombiana  y  mi  padre  es  dominicano,  así  que  en  casa  siempre  se  habló  español,  era  una  regla  que  nunca  se  rompió,  lo  cual  agradezco  inmensamente”,  afirma  con  gran  emoción.

Alexandra  nació  en  Puerto  Rico  a  donde  residían  sus  padres  y  a  los  6  meses  de  nacida,  la  familia  se  trasladó  a  Wisconsin  junto  a  su  hermana  mayor  -hoy  en  día  abogada  de  profesión.  “A  mi  mamá  le  llegó  la  oportunidad  que  estaba  esperando  de  realizar  un  doctorado  en  literatura  en  español  y  nos  mudamos,  siempre  con  la  esperanza  de  regresar  a  Puerto  Rico  o  a  Colombia,  lo  cual  nunca  se  pudo  realizar,  ya  que  una  vez  finalizó  sus  estudios  mi  mamá  comenzó  a  dar  clases  en  la  universidad  en  todos  los  niveles  y  allí  nos  quedamos”.

Su  mamá  ha  sido  su  gran  modelo  a  seguir  y  a  quien  le  debe  la  pasión  que  siente  por  las  letras,  pero  especialmente  por  el  español  “le  doy  gracias  porque  hoy  en  día  el  éxito  de  mi  carrera  hasido  en  gran  parte  porque  puedo  dominar  perfectamente  ambos  idiomas.  Para  mi  es  fundamental,  que  los  niños,  no  importa  si  han  nacido  en  este  país,  puedan  ser  bilingües.  Mis  padres  nos  enviaban  los  tres  meses  completos  durante  el  verano  a  Colombia,  de  esa  manera  no  sólo  disfrutábamos  de  la  familia,  sino  que  también  reforzábamos  el  idioma”,  además  del  amor  por  el  baile,  especialmente  la  salsa  y  la  comida  colombiana  que  la  hacen  pecar  cada  vez  que  puede  darse  una  escapadita.

Su  amor  por  la  TV 

Al  terminar  sus  estudios  de  secundaria,  Alexandra  sabía  que  amaba  la  comunicación  y  escogió  ciencias  políticas  y  estudios  Latinoamericanos  como  su  carrera  profesional.  Cuatro  años  más  tarde,  tras  haberse  graduado,  se  enamoró  de  la  televisión  y  decidió  realizar  una  maestría  en  Periodismo  “yo  veía  las  noticias  y  me  llamaba  la  atención  el  trabajo  de  las  presentadoras,  así  que  dije  porqué  no  y  me  fui  a  la  Florida  a  estudiar  periodismo  porque  la  maestría  era  bilingüe  y  eso  me  encantaba.  De  la  maestría  aprendí  a  analizar,  a  ser  objetiva,  a  no  tomar  parte  y  a  investigar  las  historias.  Escribir  se  convirtió  en  una  pasión  que  ha  ido  creciendo,  pero  lo  que  más  me  gusta  es  hacer  televisión  y  fue  por  ello  que  una  vez  finalizó  la  maestría  viajó  durante  seis  meses  a  Bogotá  para  tomar  un  curso  de  expresión  oral  y  manejo  del  público  en  la  prestigiosa  universidad  Javeriana.

Sin  embargo,  su  vida  profesional  la  ha  ido  llevando  por  caminos,  que  ni  ella  misma  se  lo  podía  imaginar.  “A  los  24  años  tuve  mi  primera  oportunidad  en  Miami,  donde  trabajé  para  Julio  Sánchez  Cristo  como  corresponsal  para  su  programa  en  Colombia,  pero  solo  lo  hice  por  cuatro  meses,  ya  que  estando  allí  me  contrataron  por  dos  años  en  la  Liga  de  Béisbol  en  español.  En  el  2016  se  conectó  con  los  Cardenales  de  St.  Louis  como  intérprete  y  tras  dos  largos  años  de  intenso  trabajo,  convirtiéndose  en  la  primera  intérprete  oficial  en  la  historia  del  equipo,  decide  venir  a  Houston  a  trabajar  con  los  Astros  como  coordinadora  de  medios  “necesitaba  encontrar  un  balance  en  mi  vida  y  definitivamente  como  intérprete  del  equipo  era  imposible,  me  necesitaban  todo  el  tiempo  junto  a  ellos,  pero  fue  una  gran  experiencia  y  aprendí  mucho.  A  principios  de  este  año  llegué  a  Houston  y  estoy  muy  contenta  con  esta  nueva  posición  de  la  que  hay  mucho  que  aprender  también,  pues  nunca  me  había  tocado  hacer  estadísticas,  es  algo  más  complejo  en  el  béisbol,  pero  igualmente  muy  interesante.  Ahora  escribo  en  inglés  y  en  español  -por  primera  vez  hemos  hecho  entrevistas  en  español  para  la  revista  del  equipo-  y  eso  me  llena  de  orgullo  y  satisfacción.  De  alguna  manera  ejerzo  el  periodismo  todos  los  días,  pues  me  toca  entrevistar  a  los  jugadores,  directivos  y  fans,  escribir  sus  historias,  conocer  de  ellos,  saber  cómo  han  sido  sus  procesos.  Mucha  gente  no  tiene  ni  idea  cómo  muchos  de  nuestros  jugadores  pasaron  de  ser  personas  extremadamente  pobres  para  convertirse  en  las  figuras  multimillonarias  que  son  hoy  en  día”.

Con  un  novio  abogado  y  americano,  Alexandra  a  se  ha  ido  acoplando  poco  a  poco  a  una  ciudad  nueva,  con  nuevos  retos  profesionales,  en  un  nuevo  equipo.  Le  ha  tocado  poner  en  práctica  lo  que  sabe  hacer  en  televisión  a  donde  sueña  llegar  de  manera  permanente  algún  día,  mientras  sigue  aprendiendo  del  maravilloso  mundo  del  béisbol.  Ama  cocinar  comida  saludable,  bailar,  el  vino  y  hacer  ejercicios,  pero  extraña  muchísimo  la  rutina  y  la  comida  en  familia.