consejos para cumplir los propósitos de año nuevo

Al finalizar el año, todos hacemos un análisis de los objetivos que se han podido llevar a cabo y que es lo que podemos proponernos para el año venidero. sin embargo muchas veces la historia se repite, nos hacemos promesas que muchas veces son difíciles de alcanzar o son proyectos a largo plazo lo que dificulta la puesta en marcha.

En esta nota te contamos algunos trucos para que lo que te propones en el 2019 lo puedas cumplir.

Haz una lista

Las cosas que quieres conseguir o cambiar son más fáciles de recordar cuando llevas un registro, es importante que vayas revisándolas cada semana. Por más pequeñas que sean tus propuestas si haces parte de tu rutina este chequeo y evaluación verás cambios de forma más rápida.

Puedes usar las redes sociales, un blog o simplemente utilizar un cuaderno para anotar estas propuestas de año nuevo.

Plantea objetivos alcanzables.

Siempre escuchamos que los objetivos deben ser trazados a la medida de nuestras posibilidades y cuya consecución sea medible y verificable.

Tener medidas perfectas o volver a tener el cuerpo de cuando teníamos 20 años es un objetivo bastante exagerado, mientras que si nos proponemos hacer ejercicio una vez por semana, comer saludable (más ensaladas menos carbohidratos) puede ser medible y alcanzable.

Trata siempre de ser realista y las cosas saldrán muy bien.

Trata de ser positivo siempre

Los especialistas y psicólogos aseguran que la actitud es muy importante para lograr los objetivos trazados, el enfoque nos ayuda a no desviarnos en lo que estamos trabajando.

El fracaso ocasional es “la principal causa que frena a la gente” en el cambio, por eso intenta siempre de mantenerte positivo y creer que puedes conseguir lo que te propongas.

Utiliza tu red de contactos

No es un secreto que la ayuda va a ser uno de los factores que nos impulsen a concretar nuestros proyectos. Haz una lista de los contactos que te puedan servir en lo que estás trabajando, haz un acercamiento con ellos e intercambia ideas. Según los expertos, las mujeres tienden a beneficiarse más de estas redes de contención que los hombres. Y son mejores también para ofrecer apoyo.