¿Cuánto cuesta un rostro hermoso y de apariencia juvenil?

El hombre ha sido por esencia y naturaleza vanidoso. Desde tiempo milenarios el concepto de la belleza ha estado ligado a la vida del hombre que siempre ha luchado por lograr la belleza física perfecta y retrasar tanto como sea posible las señales del envejecimiento y con ello las temibles arrugas.

Tal y como la famosa diosa Venus de la mitología griega utilizaba diversos menjurges a base de productos naturales para preservar su belleza, las diosas modernas recurren a elementos más conteporáneos y efectivos puestos por la ciencia al servicio de la belleza de hombres y mujeres del siglo XXI, la diferencia está en los precios. Mientras ella se bañaba con leche pura de vaca para que su piel luciera tersa y suave, ahora se requiere más que un vaso de leche para que ese efecto prevalesca y los costos pueden ser exorbitantes.

Desde cremas, hasta tratamientos faciales y el temible bisturí se convierten en los aliados ideales para quienes sueñan con tener un rostro perfecto y sobre todo lozano, sin importarles cuánto les pueda costar mantener sus caprichitos.

La obsesión por la belleza no obstante, va mucho más allá de un asunto de autoaceptación o de simple autoestima. Lo cierto es que de acuerdo a un estudio realizado por bumeran.com, citadopor Latinpyme, el 71% de los ejecutivos considera que las mujeres bellas tienen más posibilidades de conseguir un buen trabajo.

Desde finales del siglo XX y durante esta primera década del siglo XXI, hombres y mujeres continúan luchando contra la naturaleza en aras de detener el paso del tiempo, por lo que las cirugías plásticas continúan en auge. Aunque no existe un reporte exacto de cuántas cirugías o procedimientos se realizan en Colombia, un cálculo de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica, señala que cada año se hacen 250.000 cirugías estéticas, es decir, un promedio de 685 por día.

No solo con bisturí
No obstante al paso del tiempo, las altenativas no invasivas para conservarnos más jóvenes han ido restándole supremacía a los quirófanos. El increíble descubrimiento de la toxina botulínica, uno de los avances más increíbles de la medicina estética de los útimos tiempos, ha creado toda una revolución a nivel mundial y aunque no es nada barato aplicárselo hay quienes gastan un promedio de $1.000.00 trimestrales en el procedimiento. Es tanta la obsesión del hombre por la belleza que el dermatólogo colombiano Giovanni Bojanini, entrevistado por la revista Poder, asegura que un amplio sector de la población consulta primero por una mancha que por un dolor.

“No se trata, dice, de verse como de 30 cuando se tienen 60. Los extremos son malos. Se trata de que a los 60 parezcamos de 50. Claro que hay que envejecer con dignidad, pero tampoco dejar que el tiempo deje demasiadas huellas”, agrega.

Botox, el lider
Como lo mencionamos anteriormente, la famosa Toxina Botulínica, cuyas marcas más reconocidas son Botox y Dysport, se perfila como el campeón de todos para reducir las líneas de expresión en el rostro.

Pero ahora también está en furor el Acido Hyalurónico, un producto que se inyecta en las líneas de expresión cerca de los labios y entre las mejillas y la boca. Además de reducir las arrugas, da mayor volumen y definición a los labios. Cada aplicación cuesta un promedio de $800.00 y es necesario repetir la dosis cada nueve meses o un año.

Otros tratamientos más agresivos son el Thermage, que reafirma más profundamente la piel, reduce la papada y la piel descolgada en las mejillas. Ese tratamiento cuesta cerca de $3.800.00 y debe hacerse cada dos o tres años, dependiendo de la calidad de la piel y de la edad del paciente.

Una opción radical
Las cirugías plásticas se han convertido actualmente en uno de los procedimientos más radicales, por lo que se considera prácticamente el último recurso para luchar contra el envejecimiento facial.

Quitarse las bolsas y arrugas de los ojos con cirugía cuesta entre $1.500.00 y $2.500.00, dependiendo de si son dos o cuatro zonas en los ojos. La cirugía de rostro más solicitada es la de nariz, que cuesta alrededor de $3.500.00 y también se ponen de moda el implante en el mentón para perfilar la mandíbula, que cuesta $2.500.00, la reducción de mejillas $2.000.00 y el estiramiento del cuello, que puede costar $4.000.00.