Destino: Empresaria

Por Annabell Vidal

Si ser mujer ya de por sí  es toda una paradoja de la creación, ser empresaria, madre, esposa y exitosa en todo al mismo tiempo, es una tarea casi imposible de siquiera imaginar. Pero es una realidad que muchas hemos decidido vivir y luchamos constantemente para conseguirlo a pesar de las distracciones y dificultades que puedan aparecer en este arduo camino llamado vida. 

Ahora bien, en el mundo de los negocios, dominado en su gran mayoría por hombres, las empresarias de hoy en día  debemos navegar aguas arriba, contra la corriente y en muchas ocasiones hasta remar el doble para lograr los mismos objetivos que los hombres. Cómo se empieza a lograr eso?… Cuales son mis fortalezas ?…Donde empiezo ?…Pues empezamos aquí, en este preciso instante de inquietud, de duda, ya sea por miedo o por necesidad, en ese preciso momento, cuando el universo se abre, hace una pausa y en una fracción de segundo a través de estas sencillas preguntas nos obliga a mirarnos hacia nosotras mismas y a respondernos honestamente y sin temor, todo aquello que al desnudar nuestras almas, nos dará aquellas respuestas que serán las encargadas de llevarnos a marcar la diferencia entre aquellas que consiguen triunfar y las que se quedan por el camino.

Si bien es cierto los estilos y las oportunidades son diferentes para cada genero, no debemos olvidar que  gran parte de nuestra historia de éxitos esta escrita precisamente por mujeres que lograron trascender esa barrera de miedos y limitaciones impuestas por inseguridades inducidas o adquiridas. 

Entonces la primera respuesta es Valor… Valor para ver cómo el reflejo de nuestras nuevas decisiones, van más allá del espejo , y nos damos el permiso de creer en todo el potencial que tenemos y en todo lo que como mujeres podemos ser sin dejar de ser.

Como empresarias y mas allá de nuestro mundo exterior rodeadas constantemente de distracciones y responsabilidades, sabemos que existe un universo entero de oportunidades, para el cual como mujeres , nos tenemos que re-inventar de la misma manera en que por ejemplo muchas de nosotras nos re-inventamos como seres humanos para convertirnos en madres, en la mejor version de nosotras mismas para la mas sublime de las empresas,  pero ojo, ser madre es un plus, nunca ha sido un requisito para ser empresaria, ser madre es una vocación, ser empresaria es tu elección . 

Entonces la segunda respuesta es re- inventarse y esto significa Superarse … la superación no tiene fecha de caducidad, y una mujer que esta constantemente aprendiendo, superandose , aceptando nuevos retos, llevara con ella un signo que claramente la identificara como a una triunfadora.  Superarse encierra varias partes en un mismo cuerpo e incluye la tenacidad, la dedicación, el esfuerzo, la disciplina, y entre estas y muchas otras resalta una, la perseverancia, que aunque no suene ni brille tanto como las otras, es probablemente una de las mas importantes dentro del contexto que estamos analizando para poder llegar y mantener exitosamente los resultados que tanto deseamos… 

Tercera respuesta… Perseverancia, cuando a Albert Einstein el padre de la relatividad y uno de los mas grandes genios del siglo XX le preguntaron que es ser un genio, el respondió , ” Genio es solo 1% de talento y 99% de perseverancia”, con esta maxima nos daba a entender claramente , que la vida en general y especialmente en lo empresarial jamas es una carrera de velocidad , es una carrera de resistencia. 

A estas tres respuestas en mano, Valor, Superación, Perseverancia, no podemos dejar de añadir, nuestra esencia como mujeres, aquello con lo que siempre hemos marcado la diferencia entre dos géneros que han sabido co-existir y triunfar durante miles de años, aunque no siempre, tomados de la mano. 

Hay que mantenerse lucida y ser conscientes de que si somos lo que somos, es porque aceptamos nuestras diferencias, nuestras fortalezas, nuestra debilidades y no caemos en el juego de creernos, ni mejores ni peores que los hombres, porque compartimos tiempos y espacios donde para poder ser exitosas y exitosos, nos necesitamos mutuamente, no solo en lo empresarial sino en muchos aspectos de la vida. 

Con esto quiero decir dos cosas, primero, que no podemos diluir nuestra esencia de mujeres tratando de probar que podemos ser iguales o mejores que los hombres, porque se nos iría un tiempo valioso que no regresaría  y porque estaríamos saboteando la segunda y mejor versión de la creación divina, cuando nos hizo  ” a su imagen y semejanza” es decir si estamos aquí es precisamente para complementarnos y para aportar con  temple y fortalezas la conquista de debilidades propias y ajenas. Segundo, a partir de este punto, al sentido común ya no le cabe seguir hablando de géneros porque en el networking que necesitamos para triunfar es obvio que debemos incluir y crear la mayor cantidad de contactos, y alianzas que nos sean posibles para poder conseguir las metas propuestas.

Entonces la Cuarta respuesta seria el Networking que mientras mas diverso, mejor… Sean estas amistades, parientes, compañeras de aula, vecinas, consejeras, psicólogas, grupos de auto – superación, primos, compadres, cámaras de minorías o publicaciones de apoyo comunitario, todas estas vías son tan necesarias como el torrente sanguíneo que alimentan nuestros cuerpos y que eventualmente permitirán nuestro enriquecimiento empresarial y humano, alimentándonos cada día con nuevas ideas , nuevos proyectos, nuevos objetivos. 

Entonces si algo debemos de cambiar, no es nuestra esencia como mujeres, las invito a ir mas hacia adentro para poder llegar mas allá. Todo este proceso lo empieza a razonar Gandhi desde el cuidado que debemos tener desde nuestros pensamientos, nuestras palabras y nuestros actos que terminan convirtiéndose en hábitos, costumbres y destino. 

Cuando dejamos que el miedo se convierta en pensamientos y se apodere de nosotras, el proceso que desencadenamos , estadísticamente, tiene el potencial suficiente de influenciar negativamente en nuestras decisiones. Esto si bien es cierto se da mucho, no es ninguna ley escrita en piedra, esto solo nos demuestra, que somos las dueñas de transformar nuestros destinos en lo que nosotras queramos que sea, que el presente a veces no es mas que un mal habito vestido de pasado, que vive incrustado dentro de nosotras, y del que si podemos liberarnos, y lo podemos hacer creando nuevos hábitos que se convertirán en mejores costumbres y que harán de nuestro presente una fuente de inspiración para seguir hacia un futuro prometedor. 

     El Valor, la Superación, la Perseverancia, empieza en nosotras, vive en nosotras y solo esta esperando a que te des a ti misma la oportunidad de vivir, tu mejor versión. Imagínalo ..Piénsalo.

 

Puedes leer también.

El desafiante mundo empresarial de Annabell Vidal

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.