Enfermedades ginecológicas:

Las mujeres tenemos nuestras particularidades, incluyendo padecimientos médicos que deben ser prevenidos y tratados por un profesional especializado en Ginecología y Obstetricia, como la doctora Alexandra Pellicena, MD, FACOG.

Nuestros genitales y sistema reproductor requieren chequeos y exámenes ginecológicos desde los 15 años en adelante. No importa si logramos vivir una centuria.

La Dra. Pellicena -originaria de España- atiende a sus pacientes en forma integral, y basándose en su experiencia explica sobre las enfermedades ginecológicas más comunes:

  • Desarreglos hormonales que pueden causar problemas con las menstruaciones.
  • Enfermedades vaginales, ya sea de inflamación o de transmisión sexual.
  • Endometriosis, que es dolor pélvico y puede estar afectando la actividad de la mujer.
  • Dolor pélvico. Puede ser físico y menstrual (cada mes). Otras veces no es de tipo ginecológico, sino que puede estar relacionado con problemas de infecciones en la orina, inflamaciones en el intestino o de origen muscular, que podría ser causado por mucho ejercicio en el gimnasio.

Mayores de 35 años

Según Pellicena, en las mujeres mayores de 35 años suele atender también la presencia de miomas o fibromas uterinos, que en la mayoría de las veces son benignos y causan problemas como el sangrado irregular y presión pélvica.

¿Cómo prevenirlas?

La doctora recomienda el chequeo anual que incluye mamografía, papanicolau, examen pélvico y abdominal. En caso de ser necesario, también los exámenes obstétricos y de post parto.

Las enfermedades vaginales muchas veces son por transmisión sexual. Lo ideal es usar condón o preservativo a la hora de tener relaciones con la pareja.

Mientras que las enfermedades que no son de tipo sexual, como las causadas por hongos cándida, se previenen manteniendo un pH saludable en la vagina con una dieta sana (no cargada de carbohidratos y azúcares), y con ejercicio físico para no tener sobrepeso.

Son métodos preventivos que los puede hacer cualquier persona sin tener la intervención médica. No se pueden prevenir

Hay enfermedades, trastornos o síntomas -como la endometriosis y los dolores pélvicos- en los que influyen los factores familiares.

La especialista explica que por ser congénitas se hacen preguntas sobre la familia y se aplican tratamientos individualizados. Por ejemplo, la edad, si quiere embarazarse, su desarrollo reproductivo, etc.

Los miomas o fibromas tampoco se previenen. Se detectan a través de exámenes como los ultrasonidos pélvicos que permiten verlos cuando están presentes. Para tratarlos no necesariamente se recurre a la cirugía, eso dependerá de cada caso porque los tratamientos son individualizados, detalla.

Recomendaciones

Son sumamente importantes las visitas, los exámenes preventivos y establecer una relación con el ginecólogo.

  • Si una mujer ya no tiene matriz y ovarios, debe examinarse porque quedan órganos ginecológicos como la vagina y la vulva.
  • Visitar un ginecólogo porque los médicos generales o de familia no tiene la especialización ni la sabiduría de cómo hacer estos exámenes.
  • Revisarse el área pélvica.

Se deben seguir las recomendaciones porque con la edad aumentan los riesgos de cáncer.

Dra. Alexandra Pellicena: 1919 North Loop West, Ste. 215, Houston, TX 77008

713-370-7325 / www.drpellicenaobgyn.com