HISTORIAS DE MUJERES EN EL MUNDO

MUJERES EN EL MUNDO 

Están incluidas mujeres de todas las razas, religiones, lugares geográficos,
niveles sociales, económicos, morales, etc. etc. Se ha hablado y se ha escrito tanta
hermosura en prosa y en verso de las féminas que, ajeno a redundar en el tema,
mencionaré tan solo tres experiencias referidas en el escenario popular, que es el
escenario tangible y real para nosotros los ciudadanos…

N.N. 55 años, de corte señorial y altiva, clase media-alta y madre de tres hijos,
con marido. Se integró desde su último parto a un grupo de damas voluntarias y se destacó por su perseverancia y pasión para ayudar a los miserables, despreciados y abandonados niños de la calle. Golpeaba todas las puertas en demanda de comida, ropita, medicinas o exámenes médicos para los púberes enfermos y todo ello le costó el abandono de hogar por desatender su casa; su espíritu altruista iba más allá del cuidado doméstico familiar. No acumuló fortuna alguna, la única riqueza creció detrás de su pecho y ahora, luego de veinte años, dirige una fundación de amparo para doscientas criaturas al sur de la ciudad y no requiere de la prensa ni tributos sociales, porque su trabajo es silencioso como el agua subterránea que fluye por debajo y reverdece el pasto bajo el sol. La compensación diaria que recibe brilla en sus ojos color miel y en la sonrisa de Gioconda que el cielo dibujó en su rostro.

R.R. 22 años, su piel cobriza y sus largos muslos delatan sus raíces mestizas
mientras se desliza cual gacela en la pista olímpica de 400 metros planos. En su modesto
aposento descansan las medallas y trofeos de atletismo, balompié, balonmano, natación y más deportes logrados en los últimos años. Sin embargo para ella la meta final no estaba en los estadios sino en el hospital, donde su madre padecía un cáncer terminal. Los trofeos se convirtieron en dinero para cancelar las facturas primero de su madre, luego de la abuela, la madrina, la vecina y de varios enfermos del vecindario que descubrieron en la joven su espíritu caritativo. La medalla de oro más los fondos recibidos en la pasada Maratón mundial le permitieron donar a un Centro de cáncer de su pueblo, equipos de diagnóstico de alta tecnología. No es común en los humanos, que en la primavera de su vida descolle esta manifestación altruista que ennoblece a las Evas sobre el planeta Tierra.

S.S. no representa la edad que tiene porque su belleza la rejuvenece. Creció en
un humilde suburbio en donde se pervive con el hambre, la inseguridad y las perversiones sociales. Un revés pasional la convirtió en trabajadora sexual y conoció muy de cerca el universo interior y medular de quienes compran placer con dinero. Uno de sus clientes con perfil de pobre intelectual cancelaba sus favores con libros y eso le favoreció para educarse y una vez educada tener conciencia y criterio de su condición de mujer alquilada, relegada y vejada por el mundo machista. Sin poseer títulos ni certificados incursionó en centros docentes, oficinas legales y tribunales de justicia, hurgando los derechos que asisten a las mujeres, hasta terminar como activista social en protestas de lucha en las calles de Madrid, Londres y Paris. Logró insertar cambios en la Constitución en apoyo a su género y fue nombrada en una revista como mujer del año.

Por Dr. Guillermo  W Alvaez

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.