La Declaración Universal de los Derechos Humanos cumple 70 años.

Este 10 de julio se celebra la declaración de Los Derechos Humanos los cuales son la base de los Objetivos de Desarrollo Sostenible; sin dignidad humana, no podemos avanzar hacia ese desarrollo. Además impulsan el progreso para alcanzar dichos objetivos que solo se pueden impulsar si avanzamos en la consecución de los mismos. 

En 1948 La Asamblea General adoptó la Declaración Universal de Derechos Humanos, La Declaración, cuyo borrador redactaron representantes de distintos contextos jurídicos y culturales de todo el mundo, expone valores y un ideal común para todos los pueblos y naciones. Además, establece que todas las personas tienen la misma dignidad y el mismo valor.

Gracias a este documento y el compromiso de los Estados con sus principios, la dignidad de millones de personas ha mejorado, y se han sentado las bases de un mundo más justo. Aunque aún quede camino por recorrer para que las promesas se cumplan plenamente, el hecho de que haya perdurado en el tiempo es una prueba inequívoca de la universalidad imperecedera de sus valores eternos sobre la equidad, la justicia y la dignidad humana. Este es el documento más traducido del mundo y está disponible en más de 500 idiomas.

Los derechos humanos son inalienables, inherentes a todos, sin importar su raza, color, religión, sexo, idioma, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, propiedades, lugar de nacimiento, ni ninguna otra condición.

No deben suprimirse salvo en determinadas situaciones, dado es el caso, cuando se ha de restringir el derecho a la libertad si un tribunal de justicia dictamina que una persona es culpable de haber cometido un delito.

Las redes sociales son uno de los canales de comunicación por medio del cual la Organización de las Naciones Unidas comparte una campaña con el hashtag. #LuchaPorLosDDHH