Las señales de cáncer de cuello uterino.

El cáncer de cuello uterino ocurre cuando se desarrollan células anormales. En este caso, estas células se desarrollan en el cuello uterino. Todas las mujeres pueden estar en riesgo de desarrollar cáncer de cuello uterino, y cuando estas células crecen fuera de control, pueden ser manejadas o detectadas con una prueba de Papanicolaou.

Según la Clínica Mayo: “Varias cepas del virus del papiloma humano (VPH), una infección de transmisión sexual, desempeñan un papel en la causa de la mayoría de los cánceres de cuello uterino. Cuando se expone al VPH, el sistema inmunológico de una mujer generalmente evita que el virus cause daño. 

Cuando se descubre lo suficientemente temprano, el cáncer de cuello uterino se puede tratar con éxito, como muchos otros tipos de cáncer. Lo importante es estar consciente de los signos del cáncer de cuello uterino para que usted pueda hacerse un chequeo y mejorar sus probabilidades de obtener un tratamiento exitoso.

Nuestro cuerpo nos anticipa cuando algo anormal está pasando, nuestro sistema se pone alerta y nos muestra ciertas señales a las que no debemos ignorar.

Según Unity Point Health: “A medida que el cáncer crece y se hace más avanzado, puede comenzar a presionar contra los nervios de la pared pélvica, provocando dolor en las piernas y a veces hinchazón”. Si usted tiene dolor de pierna constante y molestias en esa zona es recomendable hacerse un chequeo.

Por otra parte cualquier secreción anormal debe ser examinada por un ginecólogo tan pronto como sea posible. Todas las secreciones vaginales deben ser incoloras y en su mayoría inodoras, aunque es muy posible que huelas un ligero olor a “cuerpo”. Sin embargo, si la secreción es de un color extraño o tiene un olor fuerte, es importante que la examinen. Es importante destacar que cuando las mujeres tienen sus ciclos menstruales, el dolor de los cólicos que se irradian de la pelvis es bastante normal. El dolor pélvico en sí mismo no es un signo inmediato de cáncer de cuello uterino. Sin embargo, cuando el dolor se vuelve extremadamente intenso, o dura más tiempo que el ciclo menstrual, esto podría ser una señal de alerta para el cáncer de cuello uterino.

“La infección crea un flujo vaginal maloliente que sirve como otro síntoma de cáncer de cuello uterino”.

Otros detalles que no se pueden dejar de tomar en cuenta: 

  • Si el sexo de repente se vuelve doloroso, podría ser una indicación de que usted tiene cáncer de cuello uterino. Si las relaciones sexuales dolorosas ocurren abruptamente y sin ninguna otra explicación, es posible que esté experimentando un crecimiento excesivo de células en el cuello uterino.
  • El sangrado fuera del ciclo menstrual normal no es normal. Es posible que las mujeres que sangran después de tener relaciones sexuales o que están posmenopáusicas deseen que se las revise para detectar cáncer de cuello uterino o células anormales del cuello uterino. El sangrado vaginal es una señal de que algo está mal.

Toma en cuenta estos detalles y fíjate si tu cuerpo te está diciendo que hay algo anormal que debe ser chequeado por un especialista.

Lo recomendable es visitar una vez al año a tu ginecólogo de confianza.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.