MUERE GIVENCHY A LOS 91 AÑOS

 

El “gentleman” francés que rompió las reglas de la moda.

Francia y el mundo de la moda ha perdido a Hubert de Givenchy, recordado por su elegancia y audacia para romper las reglas de la moda femenina.

“Monsieur De Givenchy se apagó mientras dormía el sábado 10 de marzo de 2018. Sus sobrinos y sobrinas comparten su dolor. Las exequias se celebrarán en la más estricta intimidad”, señala el comunicado atribuido a su pareja, el también modisto Philippe Venet.

“Integró esa parte de modistos puristas (…) que supieron dar un nuevo ímpetu a la alta costura parisina después de las restricciones vividas en el periodo de pos-II Guerra Mundial”, manifestó la Federación de la Alta Costura y de la Moda (FHCM, por sus siglas en francés), a la que pertenece la casa Givenchy.

El concepto informal de la alta moda del diseñador De Givenchy atrajo a celebridades como las actrices Grace Kelly y Audrey Hepburn, y la primera dama estadounidense Jackie Kennedy.

Sus contribuciones a la moda

El diseñador es uno de los grandes iconos de la eclosión en los cincuenta del “prêt-à-porter” de alta gama, una moda mucho más informal, pero con todos los estándares de calidad.

Entre sus creaciones más célebres, destacan “los separables”, faldas ligeras combinadas con blusas de algodón voluminosas que dieron origen al concepto de lo “relajado chic”.

Bernard Arnault, presidente del grupo de lujo Louis Vuitton-Moët Hennessy (LVMH), destacó la originalidad de Givenchy: “Hubert de Givenchy logró situar a su ‘maison’ de alta costura en un lugar especial. Sea en sus vestidos largos o en sus atuendos del día a día, supo englobar dos apreciadas y escasas cualidades: ser innovador e intemporal al mismo tiempo”.

De cuna aristócrata

De Givenchy procedía de una familia aristocrática en Beauvais, a unos 80 kilómetros al noroeste de París.

Tuvo una madre elegante y un padre que coleccionó vestidos de medio mundo. Ellos ayudaron a su pasión cultivada por la moda.

Fue discípulo del español Cristóbal Balenciaga, y también influyó en su carrera Hepburn, su musa a la que vistió en una célebre escena de la película “Breakfast at Tiffany’s” (1961).

Se retiró de escena en 1995. Después de él vinieron nombres actualmente consagrados como Yves Saint Laurent, Valentino, Karl Lagerfeld, Dolce&Gabanna, Donatella Versace y Giorgio Armani.