Prepárate para despedir el verano y ajustar tu reloj.

El próximo 3 de noviembre tendrás que retrasar tu reloj una hora para despedirte del Daylight Saving Time (DST) o más conocido como el horario de verano. para darle la bienvenida al invierno.

El objetivo es ahorrar energía, en 1918 este cambio de horario le ahorraba a Estados Unidos alrededor de US$2 millones en gas y más de 1 millón de toneladas de carbón. Según un análisis realizado en 2017 por la Asociación Internacional de Economía Eléctrica (IAEE), actualmente el cambio de horario únicamente ayuda a ahorrar 0.34 por ciento de energía. Este mismo análisis, que está basado en 44 estudios, indica que el ahorro es mayor en los países que están más alejados del Ecuador, mientras que en las ciudades ubicadas dentro de la zona subtropical, como Los Ángeles, Houston, Monterrey, Buenos Aires, São Paulo y Lima, se consume más electricidad a causa del cambio de horario.

Aún así todos estamos obligados a contribuir con este cambio de horario y hacer un esfuerzo por ahorrar energía por ejemplo apagando las luces que no utilicemos en casa, evitando tener muchos cable conectados a la pared, y cambiando baterías de los artículos que usen energía eléctrica para evitar que exista un consumo excesivo.

El cambio de horario es progresivo en Estados Unidos empieza en la zona Este pasando luego por la zona Montañosa, la zona del pacífico y terminando en Alaska.

Ten muy en cuenta que todo lo que está conectado al Internet cambiará automáticamente, así que no te preocupes por la computadora, la tableta, el móvil, sino por los relojes tradicionales. De esta manera el sábado, 2 de noviembre por la noche, retrasa manualmente tus relojes una hora antes de dormir y al despertar, revisa tanto tus gadgets como tus demás relojes, pues nunca está de más una segunda revisión.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.