¡El Amor de una Madre Soltera!

Mother with babyLa existencia de un número significativo de “madres solteras”,  o sea mujeres que dan a luz sin estar casadas ni tener una unión estable, es evidente en nuestra sociedad y en las de los países latinos.  Muchas de ellas son “jefes de hogar”, es decir que con su trabajo mantienen su casa, a su hijo y muchas veces a sus padres. Son mujeres abnegadas , muy preocupadas por sus hijos y su desarrollo.  Es por ello que tener una madre soltera significa una verdadera bendición y suerte, pues el hijo es fruto de una mujer valiente, decidida, que sin reparo social alguno lo llevó en su vientre con mucho amor, resistiendo la crítica muchas veces destructiva y cruel de su entorno. Esta dura realidad del embarazo determina que estas madres sean ejemplares, que ejerzan su papel con la plena decisión y  compromiso de entregar a su hijo ternura sin límites, apoyo incondicional y un amor ilimitado y puro.

Mother kissing her daughter on a mountain at sunsetLas mujeres en general sacrifican mucho desde el instante en el que deciden ser madres, considerando los cambios en su cuerpo, en sus hábitos y hasta en el uso de su tiempo porque ser mamá es un trabajo de tiempo completo y de largo plazo. Este enorme sacrificio de la maternidad es ampliamente recompensado con el nacimiento y la existencia de los hijos, que implica que un sueño se ha hecho realidad.  Es el mejor regalo que la vida ofrece a la mujer. El amor de madre e hijos es una conexión perfecta que no se deshace nunca.  No existe en el mundo alguien que nos pueda amar y entender mejor que la mujer que nos dio la vida.

Woman shopping online and using credit card

Ser madre en general y ser madre soltera en particular implica enorme paciencia, gran dedicación, abnegación y plena dedicación a los hijos sin importar cómo sean.  Quienes tienen que afrontar la maternidad, crianza y educación de sus hijos sin una figura paterna a su lado, tienen una tarea mucho más compleja y sacrificada para lograr brindar a sus hijos una buena calidad de vida y una educación que les garantice un futuro promisorio. Hay madres solteras que son todo un ejemplo de superación en la sociedad y las hay en diferentes actividades y estratos sociales.  Hay entre ellas figuras públicas o actrices reconocidas, grandes empresarias y profesionales, quienes  han criado a sus hijos con orgullo y perseverancia y están en capacidad de darles lo mejor. Hay también madres solteras para quienes la vida es muy dura. Sin embargo, todas ellas tienen en común la devoción que han puesto en forma por demás generosa en la crianza y desarrollo de sus hijos.

La celebración del DIA DE LA MADRE es la ocasión propicia para homenajear a estos seres cariñosos que nos dieron la vida, que han significado tanto en nuestras vidas y que cumplen un rol de enorme importancia en nuestra sociedad.

 

Mandy Merritt

Maternidad por partida doble o triple

Por Lizzette Diaz

Convertirse en mamá es quizás una de las alegrías más grandes que una mujer puede experimentar, incluso si no te has preparado para ello o si el bebé llegó por sorpresa. No obstante, el proceso de la crianza suele enfrentarnos a grandes desafíos tanto en la parte personal como profesional. No existe un manual para criar niños, estoy segura que todos hacemos nuestro mejor esfuerzo por hacer lo mejor que podamos con uno o varios niños.

Pero si durante los primeros años de vida los hijos suelen cambiar nuestras rutinas para siempre, nos regalan poco sueño y descanso cuando tienes uno a uno, te puedes imaginar cómo será la vida para quienes tienen mellizos e incluso trillizos.

En este especial del Día de la Madre de la revista digital de Solo Mujeres, decidimos entrevistar a madres que han tenido la complicada tarea de traer al mundo más de un bebé a la vez, lo que se ha convertido en un reto complicado pero al mismo tiempo de grandes satisfacciones.

Andrea Gómez, maternidad contra reloj

andrea gomez 2

 A punto de cumplir 31 años de edad y luego de seis cirugías debido a una endometriosis severa, el ginecólogo de la presentadora de televisión colombiana, empresaria e influencer, Andrea Gómez le dio un ultimatum “con este problema de endometriosis que tienes debes decider antes de los 35 años si quieres ser mamá o no. Así que, o consigues un marido para que puedas embarazarte o piensa en la posibilidad de hacerlo a través de un  donante”. Andrea tuvo que respirar profundo mientras escuchaba la sentencia de su doctor, quien se había convertido en un gran amigo después de tantos años de tratarla como paciente. “Hasta ese momento honestamente yo no tenía la más mínima intención de ser mamá. Nunca me gustaron los niños, no era algo que yo tuviera incluido en mi ideal de vida, ni en mis planes. Como hija mayor de cuatro hermanos, lo que mis padres siempre me dijeron fue educate, trabaja y esfuerzate por ser una mujer independiente así que crecí con eso. Sin embargo, en ese momento, tuve un extraño sentimiento y me dije, si en cuatro años no he conseguido una pareja para casarme voy a intentar tener un hijo a través de un donante”. Unos meses más tarde Andrea conoció al padre de sus hijos, un libanés a quien le contó su historia y estuvo totalmente de acuerdo en que ella se hiciera el tratamiento para tener sus hijos. Al casarse, iniciaron rápidamente el proceso “algo muy difícil, sobre todo porque hace 15 años había poca información al respecto y el tema se manejaba con mucho sigilo. La primera vez los embriones no pegaron y tuve que esperar seis meses, mientras mi cuerpo se desintoxicaba para intentarlo otra vez. En ese lapso fui con mi esposo al Líbano, viajamos por Tierra Santa y nos encomendamos a la Virgen. Fueron muchas las personas que se unieron en oración y finalmente con el segundo intento quedé embarazada. Al principio fueron tres embriones, pero el tercero no se alcanzó a desarrollar y me quedé con Hadi y Dana Suheil, hoy unos sanos adolescents de 15 años de edad”.

 

Debido a la complejidad del proceso y por supuesto de su embarazo Andrea, quien por ese entonces era reportera y la presentadora de Univision, trabajó hasta el sexto mes de su embarazo “fue muy difícil todo, no podia estar en un carro por más de 20 minutos, no podia salir a la calle y finalmente tuve que incapacitarme. Duré 1 mes completamente acostada o en un sillón y los bebés llegaron a las 34 semanas, para iniciar entonces una de las maratones más grandes de mi vida, ser mamá de mellizos, fue un momento difícil, mi esposo viajaba muchísimo y mi mamá no estaba conmigo, así que tuve que buscar ayuda de una nany, de mi suegra en ese entonces y de mi papá que ya estaba aquí. Te confieso que esos primeros cuatro años fueron agotadores, además porque yo trabajaba en Univision, salía a las 11 de la noche y a esa hora me entregaban a mis hijos que por supuesto dormían muy poco, lloraban mucho, entonces yo practicamente no descansaba, fue agotador, pero hoy en día, cuando los veo tan inteligentes, independientes y tan Buenos muchachos pienso que todo valió la pena. Posterior a mi divorcio hace 5 años, me ha tocado ser mamá y papá al mismo tiempo y aunque tengo una fuerte disciplina con ellos -soy una mama old fashion-, lo cierto es que tienen lo mejor de los dos mundos, me he esforzado por inculcarles Buenos principios y valores. Mi hija tiene un carácter bastante fuerte, mientras el niño es más expresivo y muestra más su sensibilidad. Ambos se acompañan y están juntos todo el tiempo, luego de un período entre los 11 y los 14 años donde peleaban todo el tiempo. Este período de Covid-19 en casa, todos juntos, ha sido muy desafiante, pero hemos encontrado la manera de acoplarnos e incluso ahora me ayudan con el trabajo”.

Azucena Reyes, mamá de 5, incluyendo unos mellizos

Azucena 3

Cuando la tercera hija de Azucena cumplió los diez años, esta regiomontana se dio cuenta que estaba nuevamente embarazada. Al comienzo pensó sería un embarazo como los tres anteriores, pero cuando cumplió las 10 semanas empezó a sentirse mal “no podia respirar, mme agitaba mucho, entonces el doctor me ordenó un ultrasonido donde confirm sus sospechas, estaba embarazada de mellizos. Quedé en shock cuando me lo dijo. Pero de repente vi los dos cuerpos abrazaditos, moviendo sus manos y pies y sentí una profunda emoción. Mi primer embarazo también había sido de mellizos y los perdí, entonces me había quedado con las ganas de vivir esa experiencia que ahora he disfrutado al máximo con la llegada de Athzy y Areth García Reyes, ahora con cinco años”.

Para Azucena, quien siempre ha trabajado en el área de fiestas y celebraciones, mantenerse acostada durante todo su embarazo ha sido el momento más desafiante de su vida “fue un embarazo de alto riesgo, tenía la presión baja y el azúcar también. Estuve siete meses acostada, no podia levantarme para nada, así que mi esposo y mis otros tres hijos tuvieron que aprender hacer todo solitos. De vez en cuando, me levantaba para llevar a mi hija, la más chica de entonces que tenía 10 años a la escuela. No fue para nada un embarazo divertido, pero todo cambió con la llegada de los pequeños un 15 de diciembre, fue un gran regalo de Navidad para la familia”.

Azucena 2Tres semanas antes de lo programado, Azucena fue sometida a una cesárea. “Los bebés se quedaron algunos días más en el hospital porque nacieron bajos de peso y no sabían comer. Perdieron una libra más y tuve que combinar el pecho y la formula”.

A diferencia de sus hijos mayores, estos pequeñines han resultado ser totalmente diferentes “son super traviesos, hacen equipo para todo, duermen juntos y todo lo quieren igual. Es complicado poder distribuir mi tiempo entre ellos, ambos quieren mi atención absoluta y poder balancear mi amor entre ellos no es fácil.”

La experiencia de la crianza de los mellizos ha sido un poco compleja “tuve que aprender a cargarlos al tiempo, darles de comer, bañarlos, dormirlos, en fin. Durante los primeros 6 meses prácticamente no dormía, luego se fueron acoplando a un horario y finalmente cuando fueron creciendo, mis hijos mayores se involucraron más y actualmente me ayudan mucho con ellos”.

Azucena twins

Azucena afirma que los niños no son idénticos pero que ellos sueñan con serlo “se miden para ver quién está más grande, me preguntan porqué uno pesa más que el otro, y cosas así. Ellos adorarían ser exactamente iguales, hasta el punto que si al niño le compro un carrito, tengo que comprarle otro a la niña o si es una muñeca también, todo lo quieren igual, la ropa, los gustos, etc. estamos en este proceso de crianza y crecimiento, viviendo un día a la vez con alegría y mucha emoción”, puntualiza.

Sailé Montilla, después de 8 años mamá por partida doble

saile 2En la familia de la entrenadora venezolana Sailé Montilla los “morochos” como dicen en su país, son un tema muy común. Tanto de parte del esposo como el de su mamá, los mellizos son muy populares así que cuando el doctor le confirmó su embarazo, pero además le dijo que estaba embarazada de dos, su sorpresa no fue tan grande “yo siempre he sido super puntual con la menstruación. Me había dejado de cuidar hacía algún tiempo porque no quedaba embarazada pero al darme cuenta de primer retraso supe de inmediato que estaba embarazada. Mi hija mayor, Génesis ya tenía 8 años y quería un hermanito así que la buena noticia para ella era que iba a tener dos, un niño Santiago y la niña, Sara, ahora con 8 meses de nacidos”.

Sailé siempre ha sido una persona super sana, tanto así que siguió entrenando, dando clases de baile latino para sus clientes, hacienda ejercicio y comiendo super sano hasta el último trimestre que fue bastante estresante “estábamos comprando casa, comencé a sangrar, y a la semana 26 el doctor me tuvo en reposo absoluto hasta la semana 31, en esos momentos Santiago estaba listo para salir, pero Sara no, de todas formas el médico tomó la decisión de operar y gracias a Dios y a una fuerte cadena de oración mis hijos nacieron prematuros pero bien. Los bebés estuvieron prácticamente un mes hospitalizados, en ese lapso yo dividía mi tiempo entre mi trabajo -regresé muy rápido, a las 2 semanas- y visitarlos en el hospital donde podia cargarlos, darles de comer, ser mamá canguro”.

saile 1

Hasta hace poco los bebés estuvieron tomando leche maternal alternada con fórmula “ya no sigo lactando, pero ya ellos comenzaron a comer otras cosas, la verdad son niños muy juiciosos, son muy disciplinados, pero te confieso que sin mi mamá no sé que hubiera hecho, ella ha sido mi ayuda incondicional y mi hija mayor que se ha tomado a pecho el papel de hermana grande, a veces le tengo que recordar que es la hermana, no la mamá. Los primeros meses fueron extremadamente fuertes, me quedaba dormida del cansancio, por ser prematuros todo con ellos era diferente, pero afortunadamente ya todo ha vuelto a su cause. Yo trabajo entre 5 y 6 horas al día dando mis clases, trabajando con mis clientes, mientras ellos duermen o hacen su rutina. Yo he programado a mis hijos desde que estaba embarazada para que sean exitosos, fuertes y logren lo que se propongan. Creo mucho en la programación neurolinguística y lo aplico a cabalidad con ellos. Yo misma, puedo decirte, que soy un ejemplo de ello, rompí las cadenas de mi familia: mi abuela fue mamá soltera con una sola hija; mi madre fue mamá soltera con una hija y yo dije, no voy a seguir la historia, estoy felizmente casada y ahora tengo 3 hijos”.

 

Los trillizos de Jennifer Cruz

Si tener dos hijos al tiempo resulta todo un reto, no me quiero imaginar cómo sería tener trillizos. “Traumático” responde de inmediato Jennifer Cruz, quien es mamá de Sebastian, Isabella y Sofia “cuando el doctor me dijo que iba a tener trillizos la noticia no me hizo feliz. Mi cuñada, la hermana de Matt, mi esposo, tiene trillizos -ahora con 23 años- y sabia que la tarea no iba a ser nada fácil”.

Jennifer 1

Jennifer trabajaba como maestra en una escuela, pero a los 7 meses de embarazo tuvo que irse a casa para estar en reposo absoluto. No obstante, los bebés llegaron a full término, 35 semanas, que es lo normal con embarazos múltiples y nacieron por cesárea sin ningún tipo de complicaciones, aunque como era de esperarse nacieron bajos de peso, por lo que estuvieron en cuidados intensivos entre 7 y 9 días.

“En la familia nos habían dicho que era necesario contratar a alguien que nos ayudara con los bebés por las noches, pero mi esposo se rehusó en principio pensando que entre los dos lo podíamos hacer, dos semanas más tarde estabamos agotados y efectivamente tuvimos que contratar a alguien que nos ayudara tres veces por semana en las noches. Durante el día venía mi suegra, mi mamá y mi hermana, hicimos una especie de horario, pero era agotador. Yo no disfruté ni mi embarazo, ni el primer año de vida de mis hijos, fue tremendamente desafiante, pero poco a poco, fuimos conociendo el carácter de cada uno de ellos y empezamos a manejar la situación y a disfrutar el proceso”.

Jennifer 2

Hoy con siete años de edad, los niños ya han mostrado realmente su carácter “Sebastián, es el típico niño, se distrae muy fácilmente, pero es increíblemente adorado; Sofía es la líder del grupo, siempre quiere ser la primera y la que impone las reglas e Isabella es la más tranquila e introvertida, pero siempre están juntos en todo y se acompañan mutuamente”.

Celebrarles los cumpleaños se ha convertido en otro gran desafío “hasta los 3 años partimos un cake para los tres, pero ahora es diferente. Cada uno tiene su propio cake, de acuerdo a lo que cada quien queiere. Ellos cumplen en mayo y por primera vez este año teníamos preparado una fiesta para cada uno, pero con la llegada del COVID-19 a nuestras vidas no lo pudimos hacer”.

Jennifer 3

Cuando cumplieron los 3 años Jennifer regresó a la escuela a enseñar en un medio tiempo mientras ellos empezaban la escuela. “En Kinder estuvieron juntos en la misma clase y ahora van dos a una clase y el otro a otra diferente y pienso que los vamos a ir rotando para que cada año. Ahora que tienen aficiones más claras, nos repartimos entre sus hobbys: Sebastián le gusta el béisbol, a Sofía el baile y a Isabella le encanta montar caballo, pero sigue siendo difícil distribuir nuestro tiempo entre los 3, creo que es lo más difícil de este proceso, pero definitivamente no tendré más hijos, tres ha sido suficiente”.