#TipsDeMarketing

Se acerca el fin de año y definitivamente comenzamos a correr para cumplir nuestras metas en materia de ventas para nuestros negocios. Vender es un arte y desafortunadamente se convierte en uno de los aspectos más difíciles en los negocios, pero cuando estudiamos un poco cuáles son los principios fundamentales para lograr vender y luego re-vender, entonces el estrés podría disminuirse. Si no eres experto en ventas, quizás estos ocho consejos te ayudarán a sentirte más cómodo a la hora de convencer a otros sobre las bondades de tus productos y/o servicios:

1.- Créetelo tú primero:

Lo mejor para vender más, en menos tiempo, no tiene nada que ver con el producto, ni el servicio, ni la persona a la que le pretendes vender, sino contigo mismo. Sino estás totalmente convencido de tu producto, difícilmente lograrás convencer a otro, así que cree tú primero.

2.- Debes ser auténtico.

Los clientes no son tontos. Ellos pueden percibir si estás siendo o no sincero durante el proceso de ventas. No se trata de que solo parezcas seguro y creas en lo que vendes, sino que debes convencer a tu cliente de que te preocupas por él y que estás allí porque puedes resolverle el problema que el tiene. Es decir que estás jugando en su beneficio, no en el tuyo.

3.- Prepárate.

Es importante que cuando vayas donde un cliente estés convencido de los argumentos que tienes para la venta. Necesitas estudiar el producto, saber sobre sus propiedades y beneficios, mejor dicho, estar seguro de lo que dices. Es importante que ensayes tu argumento de ventas, pero que no se vea que lo estás memorizando. Debes estar listo para responder cualquier pregunta que se atraviese en la conversación.

4.- El factor emocional, lo más importante.

Recuerda que estás tratando con un ser humano que tiene emociones, necesidades, gustos y preocupaciones. Trata de crear lazos que te permitan llegar de una manera más efectiva al cliente, que se note que te preocupas sinceramente por él y que no estás allí solamente para realizar una transacción fría. Escucha primero y habla después

5.- Adáptate a sus necesidades.

recuerda que, aunque vendas lo mismo, tus clientes puede que cambien sus necesidades.

Si vendes móviles, por ejemplo, una persona joven preferirá conocer las novedades con respecto a modelos anteriores, las especificaciones más punteras, etc. Sin embargo, una persona de edad avanzada querrá saber las facilidades de uso que ese móvil puede ofrecerle.

6.- Crea sentimiento de urgencia.

Añade un límite de tiempo para adquirir el producto o servicio y así incentivar que se cierre la venta. A veces los potenciales clientes necesitan un empujón que les lleve a tomar la decisión y así evitar el: “Me lo voy a pensar”.

7 Conoce a tu competencia.

Hay un dicho que dice “Ten a tus amigos cerca y a tus enemigos aún más cerca”. Si lo aplicamos a los negocios, conocer bien a tu competencia te hará tener una ventaja sobre ella. Sobre todo en los tiempos que vivimos, que tus clientes habrán comparado opciones y debes estar preparado a las posibles alternativas que hayan encontrado a lo que tú ofreces.

8 La venta no termina al pasar por caja.

Entre los momentos más cruciales a la hora de hacer una venta, y que la mayoría suele descuidar, es precisamente cuando está ya se ha realizado. El trato posterior debe ser impecable. Procura estar disponible si tiene dudas, si necesita un cambio, ayuda técnica, etc.

¿Te gustó? Compártelo, dale un like y coméntalo

 

Lizzette Diaz

Founder & Publisher

Solo Mujeres Magazine